fbpx
logo AGENCIA MARKETING

Las leyes del emprendimiento que no debes ignorar

En el mundo del emprendimiento, cada paso, cada decisión y cada riesgo tomado cuenta.

Este artículo es una guía para aquellos valientes que desean embarcarse en el viaje empresarial, proporcionando las herramientas y leyes esenciales para garantizar

SOLO PARA LOS 5 PRIMEROS

Metodología Ventagram

Haz de tu Instagram una imparable máquina de atracción de clientes

Portada Ventagram

1. Define lo que quieres y traza un plan:

Todo gran edificio comienza con un plano detallado. Del mismo modo, toda campaña exitosa comienza con una visión clara y un plan estratégico. No es suficiente simplemente querer «aumentar las ventas» o «mejorar la visibilidad».

Es necesario definir metas específicas, como «aumentar las ventas en un 20% en el próximo trimestre» o «duplicar el tráfico web en seis meses». Una vez que se establece esta claridad, se puede trazar un plan detallado para alcanzar estos objetivos.

Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar la conciencia de marca, tu plan podría incluir una combinación de publicidad en redes sociales, colaboraciones con influencers, eventos de lanzamiento y relaciones públicas. Sin un plan claro y detallado, incluso los esfuerzos más grandes pueden resultar infructuosos.

2. ¡Concéntrate en el éxito!:

La mentalidad es un factor poderoso en cualquier empresa. Imagina por un momento la campaña «Think Different» de Apple. No se trataba solo de vender productos; se trataba de vender una filosofía, una forma de vida.

Esta campaña no solo promovió productos, sino que también estableció a Apple como líder en innovación y creatividad. La mentalidad detrás de esta campaña estaba claramente enfocada en el éxito y en cambiar la percepción del público sobre la tecnología.

Al abordar cualquier campaña o estrategia de marketing, es esencial mantener una mentalidad positiva y visualizar el éxito desde el principio. Esta mentalidad no solo motiva, sino que también atrae el éxito.

3. Atiende a los números:

Vivimos en la era dorada de los datos. Con herramientas avanzadas a nuestro alcance, es posible rastrear, analizar y optimizar cada aspecto de nuestras campañas. Ignorar estos datos es como navegar en un océano sin brújula.

Por ejemplo, si estás ejecutando una campaña publicitaria en Google Ads y notas que ciertas palabras clave tienen un alto costo por clic pero una baja conversión, es una señal clara de que es necesario reevaluar y ajustar tu enfoque. Los números ofrecen una visión objetiva de lo que funciona y lo que no, y prestarles atención puede ser la diferencia entre una campaña exitosa y una que desperdicia recursos.

4. Mantente enfocado:

El mundo digital es vasto y lleno de posibilidades. Sin embargo, es fácil distraerse con la última tendencia o plataforma.

Mientras que es esencial estar al tanto de las novedades, es igualmente crucial mantener el enfoque en lo que realmente importa para tu marca y tu audiencia.

Por ejemplo, si tu público objetivo son profesionales de negocios, es posible que LinkedIn sea una plataforma más efectiva que TikTok. Es esencial investigar, entender y luego enfocarse en las plataformas y estrategias que tienen el mayor impacto en tus objetivos.

5. Escoge bien tus relaciones:

El viejo adagio dice: «Dime con quién andas y te diré quién eres». En el mundo del marketing, las relaciones que estableces, ya sean con clientes, socios, influencers o proveedores, pueden tener un impacto significativo en tu éxito.

Establecer relaciones sólidas y mutuamente beneficiosas puede abrir puertas a oportunidades que de otro modo estarían cerradas.

Por ejemplo, una colaboración con un influencer relevante en tu industria puede proporcionar acceso a una audiencia completamente nueva y altamente comprometida.

6. Selecciona al equipo adecuado:

Un equipo alineado, motivado y capacitado es el motor detrás de cualquier campaña exitosa. Desde el estratega de marketing hasta el diseñador gráfico, cada miembro del equipo juega un papel crucial en la realización de la visión.

Es esencial invertir tiempo en la selección, formación y motivación del equipo. Un equipo que comparte la visión y los valores de la empresa no solo trabajará de manera más eficiente, sino que también irá más allá para garantizar el éxito.

Gratis

Reserva consultoría

Detectamos todo lo que te hace perder ventas a nivel de mkt

Asier Lopez presentando una ponencia mediante una televisión

7. Documenta todo:

La claridad y la transparencia son esenciales en cualquier relación de negocios. Ya sea un acuerdo con un cliente, un contrato con un proveedor o simplemente las metas y objetivos internos, es crucial que todo esté claramente documentado.

Esto no solo evita malentendidos, sino que también proporciona una hoja de ruta clara para todas las partes involucradas.

Por ejemplo, si estás lanzando una nueva campaña publicitaria, tener un documento detallado que describa los objetivos, las metas, el público objetivo, el presupuesto y los KPIs garantizará que todos los miembros del equipo estén en la misma página.

8. Controla y supervisa:

En el marketing, como en la vida, rara vez las cosas salen exactamente según lo planeado. Es esencial tener sistemas en lugar para monitorear el progreso y hacer ajustes cuando sea necesario.

Ya sea que estés supervisando una campaña publicitaria, rastreando las conversiones en tu sitio web o evaluando el ROI de una colaboración, el monitoreo activo te permite hacer ajustes en tiempo real, garantizando que obtengas el máximo rendimiento de cada inversión.

9. Comunica efectivamente:

La comunicación es el puente entre la idea y su realización. Ya sea que estés comunicando tu visión al equipo, presentando una propuesta a un cliente o simplemente interactuando con tu audiencia en las redes sociales, la capacidad de comunicar tus ideas de manera clara y efectiva es esencial.

Por ejemplo, si estás lanzando un nuevo producto, una comunicación efectiva puede ser la diferencia entre un

lanzamiento exitoso y uno que pasa desapercibido. Una comunicación clara y persuasiva puede capturar la atención de tu público, generar entusiasmo y motivar la acción.

Además, en un mundo donde las marcas interactúan constantemente con su audiencia a través de múltiples canales, mantener una comunicación coherente y auténtica fortalece la confianza y la lealtad del cliente.

10. Resilencia ante adversidades:

El camino del marketing está lleno de desafíos inesperados. Desde cambios en el algoritmo de una plataforma social hasta la aparición de competidores disruptivos, es esencial estar preparado para adaptarse y superar los obstáculos.

La resilencia no se trata solo de resistir los desafíos, sino de aprender de ellos y utilizarlos como trampolines hacia nuevas oportunidades.

Por ejemplo, si una campaña no está generando los resultados esperados, en lugar de verlo como un fracaso, utilízalo como una oportunidad para aprender, adaptarte y mejorar.

11. Busca soluciones, no problemas:

En el marketing, como en cualquier otro campo, surgirán problemas. La clave está en cómo abordas esos problemas. En lugar de quedarte atrapado en la negatividad, busca activamente soluciones. Por ejemplo, si una campaña publicitaria no está alcanzando a tu público objetivo, en lugar de abandonarla, investiga por qué.

Tal vez necesitas ajustar tu segmentación, refinar tu mensaje o probar un canal diferente. Al adoptar un enfoque orientado a soluciones, te posicionas para el éxito continuo.

12. Conecta con una visión más grande:

El marketing no se trata solo de vender productos o servicios; se trata de contar una historia y conectar con las emociones y aspiraciones de tu audiencia. Las marcas más exitosas son aquellas que se conectan con una visión o propósito más grande.

Por ejemplo, TOMS no solo vende zapatos; promueve un modelo de negocio de «compra uno, dona uno», conectándose con una visión más amplia de responsabilidad social.

Al conectar tu marca con un propósito más grande, creas una conexión emocional con tu audiencia que va más allá de la transacción.

13. Aprende de tus errores:

Ninguna marca o campaña es perfecta. Habrá momentos en los que las cosas no salgan según lo planeado. Sin embargo, estos «errores» son en realidad oportunidades disfrazadas.

Cada error es una lección que te acerca un paso más al éxito. Por ejemplo, si una campaña de correo electrónico no genera las conversiones esperadas, analiza por qué.

Tal vez el asunto del correo electrónico no fue atractivo, o el llamado a la acción no fue claro. Al identificar y aprender de estos errores, puedes refinar tus futuras campañas y mejorar continuamente.

14. Mantente actualizado:

El mundo del marketing está en constante evolución.

Lo que funcionó hace un año, o incluso hace seis meses, podría no ser efectivo hoy. Es esencial estar al tanto de las últimas tendencias, herramientas y tecnologías.

Ya sea que se trate de la última actualización del algoritmo de Google o de una nueva plataforma de redes sociales que está ganando tracción, estar informado te permite adaptarte y mantener a tu marca a la vanguardia.

15. Valora tu tiempo:

El tiempo es uno de los recursos más valiosos en marketing. Con tantas tareas que requieren atención, desde la gestión de campañas hasta la interacción con clientes, es esencial gestionar tu tiempo de manera efectiva.

Utiliza herramientas como Trello o Asana para organizar proyectos, establece prioridades claras y no tengas miedo de delegar tareas cuando sea necesario. Al maximizar tu eficiencia, puedes lograr más en menos tiempo.

16. Construye una marca sólida:

Tu marca es la percepción que tiene el público de tu empresa. Va más allá del logo o del eslogan; se trata de la experiencia completa que alguien tiene con tu empresa.

Desde el primer punto de contacto hasta la postventa, cada interacción cuenta.

Por ejemplo, considera la marca Apple. No solo venden productos tecnológicos; venden una experiencia, una sensación de pertenencia a un «club» exclusivo. Al construir y mantener una marca sólida, creas lealtad, confianza y reconocimiento en el mercado.

17. Escucha a tus clientes:

Tus clientes son la razón de ser de tu negocio. Sus comentarios, ya sean positivos o negativos, son valiosos. Utiliza encuestas, comentarios en redes sociales y análisis de comportamiento en el sitio web para obtener una comprensión profunda de las necesidades y deseos de tu audiencia.

Al escuchar activamente y responder a tus clientes, no solo mejoras tu oferta, sino que también construyes relaciones más fuertes y duraderas.

18. Cuida tu bienestar:

El marketing puede ser un campo exigente, con plazos ajustados y presiones constantes. Es esencial cuidar tu bienestar mental y físico.

Tómate el tiempo para desconectar, practica técnicas de manejo del estrés y asegúrate de mantener un equilibrio entre trabajo y vida personal. Un equipo saludable y equilibrado es más creativo, productivo y motivado.

19. Actúa con integridad:

La confianza es un recurso precioso en el mundo del marketing. Una vez perdida, es difícil de recuperar. Actúa siempre con integridad, transparencia y honestidad.

Ya sea que estés presentando resultados a un cliente o lanzando una nueva campaña, la autenticidad y la ética deben estar en el centro de todo lo que haces.

Y el 20?

Pues este te lo dejo a ti.

Comenta que ley es la que añadirías como la número 20.

¡Te leo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, soy Marina 👋
¿En qué puedo ayudarte?